Hoy empiezo a escribir y seré tan clara como soy y voy a por ellos para intensificar mi situación sentimental, pudiendo conocer seres de interés se los haré saber o de lo contrario moriré en el intento gritando despavorida: ¡¡He perdido mi tiempo y vida en mi acción!!.

martes, 16 de marzo de 2010

Sensación


Ahora ya estoy mejor, ha sido un terror esto de vivir las secuelas del terremoto, sí me siento mejor como unas semanas antes que sucedieran estos movimientos telúricos, tiempo antes en el cual mi Amigo me vino a visitar. Pasamos una velada muy grata bebiéndonos unos tragos en mi departamento, escuchamos a Sade durante toda la noche y por supuesto dimos riendas sueltas a nuestro sentimiento en el cual despertamos abrazados en forma fetal, después de haber tenido una noche con atmósfera de besos, caricias y todo un sinfín y festín de sensaciones erógenas, suspiros y susurros que pululaban en mi dormitorio a los cuales yo traté de retener en mi desbordante mente que atrapó a mi Amigo entre mi femineidad y todo mi arte de amar. Fue tan grato despójarlo de sus pantalones, polera y calzoncillos, estírarle a lo largo de la cama, recorrer sus partes intimas y él se dejaba avasallar con una mirada de goce reconfortante, le lamí entero como buena amante que soy, le dí de masajes en su espalda, hombros, cuello y sí que estaba tenso, pero ya después se entregó a mí, acaricié sus muslos y brazos con ondulantes caricias y ya después me llevé a la boca aquel tan especial juguete varonil haciendo de las mías. Uff, lo hice acabar con mis labios y lengua más el roce de mis pezones en sus piernas, él se dejó amar y mimar con los encantos que yo le entregué en mis ansias por él y él muy agradecido me tomó entre sus brazos y así acarició mi nuca y mollera con leves movimientos de sus dedos depositando suaves besos en mi frente y sien, dormí en su pecho y dormí placida entre su tierna bondad al acariciar.
Al despertar junto a él, después de la ducha, fuimos al mercado y compramos un pescado que le llaman sierra, unos erizos, un buen vino sauvignon blanc y al llegar al departamento él cocinó para mí. Fue una entrada de tortilla de erizos con ensalada de brocolis para terminar con sierra a la plancha, humm aún tengo ese exquisito sabor en mi mente y con las copas de vino helado nos estiramos en la cama para ver una película en DVD. Dormimos unas horas y yo desperté por su juego amatorio que alzó por todas las partes de mi cuerpo, dejándome poseer por sus manos, boca y jadeos en frenesí, más una variada gama de posiciones, fue muy delicado en detallar cada rincón de mi ser para juntos caer en el éxtasis de sentirnos en las nubes y bañarnos en la sublime catarata del placer, placer de compenetrarnos en los limites del alma rasgando cada emoción que sentimos entre nosotros dos con la cualidad de sentirnos bien, muy bien, lo demás no lo detallaré por respeto a su privacidad.
Aún tengo en mi piel su atención, su aroma y sensación, quisiera volver a verle, pero nos hemos dado un tiempo para conocernos mejor y así quizá tener mejor comunicación para explayarnos en aquella sensación.
Mon

5 comentarios:

reltih dijo...

ufffff linda, sí qué hay mucha sensaciones en tu escrito. me encanto.
besos

Taty Cascada dijo...

Bueno amiga, ya superado el miedo, has retomado tu línea erótica...Por cierto, prueba los locos,las ostras, y los picorocos,son moluscos afrodisíacos por excelencia.
Un abrazo.

Yemaya dijo...

Bello aroma que ha hecho que dejases atrás ese angustioso momento vivido. No hay como tener a esa persona al lado y dar rienda suelta a todos nuestros deseos. Ardiente relato.Me gustó.
Besos y susurros cálidos

Rodolfo Cuevas dijo...

Mon:
Preciosa amiga, que bien que estás bien y que ya el mayor peligro pasó. Ya te leí con fruición y, como siempre, constituye una aventura extraordinaria navegar por entre los intersticios de tu bitácora; leerte constituye una delicia.
Recibes mis saludos: muy tiernos abrazos.

Intro dijo...

Mon

Saludos!

Te he comentado y luego lo borré.

En resumen,

he leído todo un mar de sensaciones.

Saludos!