Hoy empiezo a escribir y seré tan clara como soy y voy a por ellos para intensificar mi situación sentimental, pudiendo conocer seres de interés se los haré saber o de lo contrario moriré en el intento gritando despavorida: ¡¡He perdido mi tiempo y vida en mi acción!!.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Mi primera Vez



También me acuerdo de mi primera vez, sí, sí mi primera vez cuando de ser una doncella emergí a conocer el sabor de un cuerpo varonil estrechando mi piel y partes intimas, produciéndome un sin fin de situaciones, sensaciones en las cuales aprendí a experimentar con mi cuerpo y deseos.
Fue a mis 14 años y como muchas de nosotras, lo hice con la persona más cercana que nos otorgará confianza para experimentar este tabú que desde la pubertad nos produjo la intriga de saber que se sentía. Bueno yo mi primera experiencia fue con mi primo regalón, ambos sin experiencia, es más yo fui la que tuvo que tomar la iniciativa con apretones y caricias hasta quedar ambos desnudos en mi habitación. La primera vez fue horrible sentir un cuerpo encima del mío el cual se movía y movía sin armonía y ritmo, es más mi prímito a los segundos de haber penetrado mis labios vaginales me dejó la vulva y cabellos pélvicos todo chorreado con su semen y yo lo único que sentí un dolor en mi vagina y la repulsión de estar toda chorreada con esa mocosidad. Fue algo en que no teníamos experiencia, después a los días venideros seguimos en el intento de conocer más y ya a la quinta vez me acuerdo fue mi primer orgasmo, en el cual disfruté por primera vez el sentir como una pija se desplazaba entre mis pliegues vaginales, sentir como su glande entraba y salía produciéndome la sensación de estar totalmente sumida ante los besos, caricias y antojos, siendo penetrada y despojada, olvidándome de todo pensamiento terrenal para caer en esa catarata de suprasensaciones que me llevaban al limite de mi ser. Con el tiempo fuimos obteniendo más experiencia y yo me puse más talentosa y caprichosa al manejar esa enorme polla que mi primo posee de la cual lamí su poderoso glande como si se tratará de un helado de fresas, su prolongación hasta sus testículos, sus testículos ambos en mi boca, uretra y también bebí de su exquisito y caliente semen que tanto degusté, tanto en mi boca como en mi cariñoso coño.
Uff , me excité, después les sigo contando, me estiraré en mi cama para descansar un rato.
Mon

7 comentarios:

Fitinho dijo...

joder, que suerte la de tu primo.

besos.

Adolfo Payés dijo...

Nunca se olvida la primera vez,,

Bello relato.

Un placer pasar por tu espacio..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas un feliz sin de semana..

Monserrat dijo...

Fitinho bonita foto de perfil tienes, ¿eres tú?, por lo demás me agrada mucho, gracias por tu comentario. Un besito y un abrazo para ti.

Adolfo, mi lindo y talentoso Amigo, a pesar de que mi primera vez fue inocua o inocente, con el tiempo he ganado experiencia y formas de hacer sentir y sentirse mejor a la hora de disfrutar. Besistos y abrazos para ti también.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blgo el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

Poetiza dijo...

Me has hecho retroceder en el tiempo y recordar. Un gusto leerte amiga, te dejo un beso, cuidate.

El último samurai bancario dijo...

Hola Monserrat

Te descubrí a través del blog de mi amiga Adrianina.

Me gustó la narrativa. Espero que sigas publicando.

Saludos

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

uuuuuuuuu, terminamos igual, vos de escribir y yo leyendo, vos te exitaste, yo me calenté, ja.
Mi primera vez? me salió creo que 15 pesos, fue con una profesional del arte de amar, y si, fue linda, pero no la recuerdo especialmente, me dejo una enseñanza, a mover la pelvis con armonía ya que lo unico que sabia de pelvis y su ritmo era por lo que habia visto en ciertas peliculas...